En cualquiera de las clínicas ginecológicas de Oviedo podemos informarte sobre los diferentes métodos anticonceptivos que puedes utilizar para evitar embarazos no deseados. Hay métodos muy variados, de hecho, en este blog hemos hablado anteriormente de algunos. Probablemente muchos de estos métodos te sean conocidos por lo que vamos a utilizar la oportunidad que nos brinda este blog para mostrarte algunas características de los que son menos conocidos.

Al referirnos a los métodos anticonceptivos, en las clínicas ginecológicas de Oviedo hacemos una distinción entre lo que podríamos llamar métodos de uso frecuente y métodos de emergencia cuyo uso se debe limitar a cuando no ha sido posible emplear los métodos habituales o cuando estos han fallado por algún motivo como puede ser la rotura del preservativo. Uno de los métodos de emergencia de mayor popularidad y eficacia es, sin duda la conocida como píldora del día siguiente.

Se trata de una pastilla que debe tomarse, preferentemente en las 24 horas siguientes a una relación sexual completa. Su único fin es el de evitar que se produzca la fecundación de un óvulo y no hay que confundirla con la conocida como píldora abortiva de la que hablaremos otro día. No debe emplearse la píldora del día siguiente como un método anticonceptivo habitual porque, al tomarla con relativa frecuencia, aumenta el riesgo de padecer algunos de sus desagradables efectos secundarios (náuseas, vómitos, desarreglos menstruales…).

Al igual que ocurre con otros métodos anticonceptivos de los que ya hemos hablado anteriormente como el DIU o la píldora anticonceptiva, Tampoco este sistema sirve para prevenir las enfermedades de transmisión sexual. Todas las dudas que puedan asaltarte sobre éste o cualquier otro método anticonceptivo en la Clínica Buenavista podremos aclarártelas rápidamente.