No son muchos los embarazos que tratamos en clínicas ginecológicas en Gijón de mujeres de cincuenta o más años, entre otras razones porque está totalmente desaconsejado por los especialistas, pero igualmente es cierto que cada vez se dan más situaciones de este tipo y que los avances reproductivos han eliminado bastante el límite de edad en el que una mujer puede quedarse embarazada y dar a luz a un niño sano.

Las estadísticas que se manejan en el sector de la Clínica Buenavista dejan poco lugar a dudas. A los 45-50 años, aproximadamente sólo una de cada diez mujeres es capaz de quedarse embarazada de forma natural y de las que lo consigan, aproximadamente la mitad acaban abortando y otro 10% tendrá un embarazo cromosómicamente anormal. Eso sí, queda un pequeño porcentaje de mujeres que pueden ser capaces de dar a luz perfectamente, aunque se trate de un embarazo de alto riesgo por motivos de la edad.

La obligación de los expertos de las clínicas ginecológicas en Gijón como la nuestra es explicar que es difícil hacer predicciones sobre si una mujer de 50 años puede tener complicaciones en el embarazo. En general, cuanto más sana esté la persona, menos riesgos habrá.

Pero igualmente tenemos que advertir que hay determinados factores que hay que tener en cuenta en estas situaciones como, por ejemplo, riesgo de embarazo múltiple, de accidente cerebrovascular, de problemas cardíacos y de parto prematuro, lo que obliga a tener un bebé de bajo peso al nacer, con necesidad de cesárea en casi todos los casos y, por supuesto, la posibilidad de tener un hijo con anomalías cromosómicas.