La mejor forma de detectar un cáncer de ovarios o cualquier otro cáncer ginecológico en Oviedo es ir a una revisión en el ginecólogo. Los primeros síntomas apenas se notan y se pueden camuflar como molestias de la menstruación o la menopausia. Hay que tener en cuenta que entre un 15 y un 20% de estos cánceres son hereditarios así como que el tabaquismo, la edad avanzada y la obesidad son factores de riesgo. Por esos motivos, en estos casos hay que avanzar las precauciones.

Pruebas como la del Papanicolaou que realizan en la Clínica Buenavista para detectar el cáncer de cuello de útero no son válidas para este tipo de cáncer para el que hay que confiar en que el ginecólogo palpe y se dé cuenta. Algunos de los síntomas que suelen ocurrir es un leve dolor abdominal, la retención de líquidos, anemia, pérdida del apetito o urgencia y frecuencia de la necesidad de orinar. Este tipo de síntomas también se pueden dar en la menopausia de forma natural, que es cuando este cáncer ataca en la mayor parte de las ocasiones, por lo que es complicado discernir si tenemos un problema o es el proceso habitual. Por ello, la mejor manera es consultar a un médico desde el primer síntoma.

El cáncer de ovarios es el cáncer ginecológico en Oviedo que presenta una mayor mortandad por lo que es importante estar atentos a los síntomas y acudir al doctor en cuánto se sospeche la posibilidad. En la mayor parte de las ocasiones, no se detecta a tiempo para evitar la quimioterapia.