En las clínicas ginecológicas en Oviedo siempre hacen mucho hincapié en lo importante que es el uso del preservativo tanto para evitar embarazos no deseados como para evitar enfermedades de transmisión sexual. Es por ello que en esta entrada hablaremos de unos de los virus más comunes de este tipo de enfermedades, el del papiloma humano, aun así, uno de los menos conocidos.

Por norma general, el VPH contraerse en la etapa de la adolescencia, que es cuando empiezan las primeras relaciones sexuales, y son las mujeres jóvenes las grandes damnificadas, ya que los hombres no tienen las mismas consecuencias si lo contraen.

Se adjudica el contagio al hecho de ser una persona sexualmente activa, o de haber tenido o tener una pareja que ha sido muy activa con anterioridad. En las clínicas ginecológicas en Oviedo son conscientes de que existen más de 200 tipos de virus relacionados a esta enfermedad.

Hay algunos que, debido a sus características, pueden hacer que te aparezcan verrugas en tu zona íntima, comúnmente los tipos 6 y 11. Acude a tu clínica ginecológica al detectar anomalías en tu cuerpo. Estos tipos de VPH, por norma general, son inofensivos, no provocan daños graves en tu salud y suelen desaparecer al poco tiempo de haberlo contraído.

Sin embargo, hay algunos tipos de virus que son más silenciosos, aquí se englobarían principalmente los tipos 16 y 18, llamados VPH de alto riesgo. Son los que realmente te pueden acarrear consecuencias más graves, ya que, si no son tratados de una manera inminente, puedes desarrollar enfermedades serias como cáncer de vulva, de vagina o el cervical, siendo el desarrollo de este último el que está más asociado a estos tipos de virus.

Es por ello que desde nuestra Clínica Buenavista insistimos en lo importante que es realizarse citologías y pruebas ginecológicas con una cierta periodicidad para evitar daños mayores.