Tras dar a luz, el cuerpo de la mujer necesita un periodo de adaptación y normalidad que debe ser supervisado por clínicas ginecológicas en Oviedo de confianza. Tras nueve meses de embarazo, el cuerpo femenino cambia de un día para otro tras el parto, por eso queremos que conozcas todos los controles recomendados para que tu cuerpo vuelva cuanto antes a la normalidad y puedas volver a tener una vida sexual plena y cómoda.

Lo primero de todo es valorar la posición y el tamaño del útero. Esta práctica se realiza en el mismo hospital, pero no está demás que las clínicas ginecológicas en Oviedo te hagan un seguimiento más personalizado.

Una vez que el útero ha vuelto a su sitio, se valorará la zona del suelo pélvico, así como toda la zona perineal exterior e interior para ver cómo ha evolucionado tras el parto. Lo normal es que, pasada la cuarentena, el cuerpo vaya adaptándose de nuevo a sus principios, pero en muchos casos se requiere de mucho más tiempo, además de ayuda de ginecólogos profesionales para que la mujer pueda volver a su estado anterior al embarazo.

Si ha habido episiotomía o desgarros, es importante te valore un profesional para aconsejarte lo mejor para tu cuerpo. Los masajes con aceite de rosa mosqueta y las relaciones sexuales con tu pareja pueden ayudar a recuperar la zona antes de lo previsto.

Por otro lado, se recomienda también realizarse una citología para ver cómo ha incidido todo el cambio hormonal en la zona, aunque se debe realizar pasados tres o cuatro meses, una vez que la recuperación está más avanzada.

En nuestra Clínica Buenavista te ofrecemos los mejores profesionales de la ginecología para que tu cuerpo vuelva a ser el de antes y, sobre todo, tu salud te lo agradezca.