Como una de las clínicas ginecológicas en Oviedo de referencia, nos gustaría dedicar este espacio del blog a explicarte en qué consiste una colposcopia y cómo puede ayudarnos.

La colposcopía es un procedimiento que usamos en ginecología para observar, a través del microscopio, el epitelio cuello uterino, las paredes vaginales y la entrada a la vagina. Se lleva a cabo para tratar de identificar posibles lesiones precancerosas con gran precisión.

En la realización de esta prueba, se emplea el colposcopio, un tipo de microscopio o lente de aumento que nos sirve para visualizar a mayor tamaño los tejidos. Es una herramienta realmente útil para detectar lesiones, tanto benignas como malignas, en algunas zonas como la vagina, la vulva, el cuello uterino…

Como una de las mejores y más prestigiosas clínicas ginecológicas en Oveido, queremos señalar que esta técnica nos permite realizar con gran precisión y seguridad la prueba de Papanicolaou o toma de biopsias en caso de que hayamos apreciado lesiones sospechosas en el área del cuello uterino.

Es importante matizar que es un procedimiento indoloro y que provoca sangrado. Solo dura unos pocos minutos, no requiere hospitalización, es seguro y la paciente puede marcharse a casa cuando ha acabado.

Para llevar a cabo la colposcopia, la mujer ha de acostarse sobre su espalda con los pies puestos en los estribos de la mesa de exploración. A continuación, se le introduce un espéculo y se aplica en el cuello uterino ácido acético para eliminar el líquido que recubre la superficie. Después, se pone el colposcopio en la abertura de la vagina y se analiza esa zona.

Contacta con Clínica Buenavista para más información.