Si estás buscando entre todas las clínicas ginecológicas en Oviedo ven a una que tenga experiencia demostrada. Nosotros llevamos años ayudando a la gente para que puedan controlar su salud y para que puedan ser un poco más libres. Para desarrollar nuestro trabajo de manera profesional hay que conocer los lugares de los que venimos.

En 1978 se legalizó la venta de la píldora anticonceptiva en nuestro país. No es casual que este medicamento llegase con la transición y es que sin duda la aparición de esta píldora es la garantía del triunfo de la sociedad. La transición nos trajo nuevas oportunidades y libertades pero no hay que olvidar que la píldora es un medicamento y que hay que tomarlo siempre con el asesoramiento de un especialista. También cabe recordar que este método anticonceptivo no nos protege de enfermedades de transmisión sexual y que sólo se debería de usar cuando estemos en una relación segura.

Cuando llegó la píldora a España ya tenía más de veinte año de historia en otros lugares del mundo y generó un gran revuelo. En los Estados Unidos se comercializó este producto décadas antes para regular la menstruación pero pronto se empezó a usar con otras finalidades. Ahora algunos laboratorios investigan para encontrar una píldora masculina que sería un adelanto y nos haría a todos más libres e iguales.

Hoy en día en nuestro país hay muchos métodos anticonceptivos a los que recurrir. Hay a mujeres que la carga hormonal de la píldora les producen efectos secundarios. Por eso si tienes algún problema o duda a la hora de tomar la píldora puedes consultar a cualquiera de las clínicas ginecológicas en Oviedo

En la Clínica Buenavista estaremos encantados de atenderte.