El momento de hacer la primera visita a las clínicas ginecológicas en Gijón es siempre una situación complicada para las adolescentes, sobre todo, cuando no se ha llevado a cabo una campaña previa informativa y de concienciación sobre este asunto que explique la importancia de que reciban las mejores atenciones médicas en lo que se refiere a su salud reproductora.

De ser así, el día que por primera vez tienen que venir a la Clínica Buenavista, sea por el motivo que sea, no tendrá mayor trascendencia. Eso sí, siempre ha de ser privada y confidencial, con el objetivo de que los adolescentes se sientan lo más cómodas posibles dentro de la extrañeza de una consulta de este tipo.

Pero, ¿cuáles son los motivos para acudir a las clínicas ginecológicas en Gijón en la etapa de la adolescencia? Pues podría decirse que los trastornos de la menstruación son los asuntos más habituales a tratar en adolescentes. Tanto si se trata de amenorrea, es decir, la falta del periodo, en el que se trata de descartar el embarazo y discernir los motivos por los que se produce la falta, como si es por dismenorrea, esto es, cuando se producen dolores intensos o leves durante la regla. Además, también hay casos de exceso de sangrado, que hay que controlar, pues puede ocasionar anemia.

Pero los trastornos de la regla no son los únicos. También se puede acudir al ginecólogo en casos de pubertad retrasada, por patologías mamarias y diferencias en el tamaño de las mamas, algo normal hasta los 18 años, para pedir información sobre sexualidad y anticoncepción o hacerse revisiones normales y, en casos menos frecuentes, por infecciones genitales o casos de abusos sexuales.