Uno de los problemas que afectan a muchos hombres es la impotencia. En función del caso el tratamiento puede resultar más sencillo de lo que algunas personas se imaginan. Pero siempre es necesario visitar a un médico urólogo y en Oviedo puedes acercarte a nuestra clínica para que nos encarguemos de hacerte una revisión.

En realidad, el término médico para esta enfermedad es el de “disfunción eréctil”, y supone la incapacidad de lograr o mantener una erección suficiente para realizar una actividad sexual satisfactoria. Siendo así, todo hombre probablemente experimenta alguna disfunción eréctil. Pero cuando hablamos de impotencia nos referimos a que el hombre es incapaz de mantener la erección en al menos el 25% de los intentos.

La mayoría de los casos (entre el 70 y el 80%) la impotencia se debe a alteraciones físicas de la persona que la sufre, no a cuestiones psicológicas. La disfunción eréctil se puede producir por el bloqueo de las arterias (diabetes, hipertensión o enfermedades cardíacas), la incapacidad de los vasos sanguíneos del pene para almacenar la sangre necesaria, o por un daño en los nervios del pene o del área pelviana (cirugía de la próstata o lesiones traumáticas en el área). También se puede provocar por unos bajos niveles de testosterona.

No obstante, también se puede producir como consecuencia del uso de muchos medicamentos, de una depresión nerviosa, o por los hábitos de riesgo como el tabaquismo, el alcohol, las drogas, o el estrés.

En caso de que quieras visitar a un médico urólogo en Oviedo puedes pedir una cita en nuestra consulta.

En la Clínica Buenavista te podemos ayudar con problemas de infecciones o malformaciones del aparato genital masculino.