En nuestras clínicas ginecológicas en Gijón hay dos tipos de especialistas, los ginecólogos, de los que ya hemos hablado y cuyas funciones básicas son conocidas por todos, y los obstetras, de una especialidad más concreta que vamos a explicarte a continuación.

La obstetricia es la especialidad de la medicina encargada de la atención del embarazo, parto, y del período inmediatamente posterior al nacimiento, aunque también comprende los aspectos psicológicos y sociales de la maternidad. En la Clínica Buenavista tenemos ambos especialistas, tanto ginecólogos como obstetras, que tienden a confundirse. Los primeros atienden fundamentalmente problemas del sistema reproductivo de la mujer en ovarios, el útero o la vagina, como pueden ser ciclos de menstruación irregular, los ovarios poliquísticos y la inflexión de las paredes del útero, por poner algunos ejemplos.

Los obstetras de las clínicas ginecológicas en Gijón se preocupan de los posibles problemas de las mujeres embarazadas, aunque debido a la relación entre ambas disciplinas, lo normal es que ambos médicos estén capacitados para ambas especialidades. Hablamos de casos como los embarazos ectópicos, abortos involuntarios y, en general, las diferentes variantes de los embarazos de alto riesgo.

Las situaciones de embarazo de alto riesgo implican la existencia de condiciones, eventualidades y factores que se presentan antes o durante el período de gestación, que dificultan el normal proceso y que hacen que exista una mayor probabilidad de problemas de severidad variable, tanto en la madre como en el bebé. La obstetricia se encarga, entre otras tareas, del control riguroso desde el principio de la gestación para tratar de minimizar esos factores de riesgo.