La citología es una de las pruebas a las que tienen que someter las mujeres en las clínicas ginecológicas en Gijón. De hecho es una de las pruebas que se realizan con mayor frecuencia.  Uno de los objetivos de la citología es detectar con rapidez el cáncer en el cuello del útero, además de poder detectar de manera precoz otro tipo de lesiones. La prueba es sencilla y no entraña riesgo alguno. Se trata de recoger una muestra del tejido que hay en el útero mediante un ligero raspado. A continuación se estudiará en el laboratorio para comprobar que todo está bien.

En todas las clínicas ginecológicas en Gijón utilizan un aparato con el que consiguen ver la vagina y el cuello del útero, para después raspar la zona y tomar una muestra de células. Hay algunos consejos que debe seguir la paciente, para asegurar que la prueba se realiza correctamente. Lo ideal es no mantener relaciones sexuales, al menos dos días antes de la prueba, lavar con agua y jabón solo la zona externa. Además, la regla ha debido terminar, al menos 5 días antes, ya que realizar una citología con la menstruación haría que los resultados fueran imprecisos.

Es muy importante que las mujeres se conciencien de la importancia de hacerse citologías de manera periódica, porque así se pude detectar el cáncer de cuello uterino de manera precoz.

Los especialistas establecen que las citologías deben realizarse a partir de los 25 años y luego repetirse cada 3 o 5 años. No lo dudes, y pide cita en la Clínica Buenavista.