Como una de las clínicas ginecológicas en Avilés de referencia, queremos hablarte de la importancia del diagnóstico prenatal, que se realiza para identificar la presencia de posibles defectos congénitos en el feto. Asimismo, sirve para detectar algunos factores de riesgo maternos que obligarán a tener un mayor control del embarazo.

Los diagnósticos precoces de los defectos congénitos en el feto implican la adopción de medidas más adecuadas en el embarazo y en el parto. De esta manera, se reducen los riesgos innecesarios tanto para la madre como para el hijo.

Si buscas clínicas ginecológicas en Avilés, queremos que sepas que hay un conjunto de factores que aumentan la posibilidad de tener un hijo con defectos congéni­tos o trastornos del crecimiento intrauterino. Estos aspectos nos obligan a que debamos llevar a cabo pruebas concretas a algunas embarazadas, independientemente de los exámenes rutinarios.

Una gestante de alto riesgo es una mujer que tiene uno o varios de estos factores de riesgo: haber tenido ya un hijo con anomalías cromosómicas, padecer una enfermedad relacionada con el cromosoma X, haber sufrido infecciones durante la gestación, tener patologías crónicas como la diabetes u otras alteraciones endocrinas, etc.

Además de estos factores, hay que tener presentes otros como que la madre o el padre sean portadores de anoma­lías cromosómicas, tener antecedentes familiares de malforma­ciones, anomalías cromosómicas o trastornos metabólicos congéni­tos, estar expuesta a radiaciones o sustancias tóxicas, haber tomado fármacos contraindicados en el embarazo…

En nuestra Clínica Buenavista, también creemos que hay que vigilar con especial atención la gestación gemelar, la gestación por técnica de reproducción asistida y a las embarazadas con edad avanzada.