Son muchos los motivos que pueden llevarte a someterte a una operación de labioplastia en Avilés. La incomodidad al vestir bañador o ropa ajustada, llegando incluso a acomplejarte, la dificultad para mantener relaciones sexuales placenteras o para la higiene íntima, especialmente durante la menstruación, son algunas de las más destacables.

La operación de labioplastia en Avilés persigue recobrar la funcionalidad y estética de los genitales externos de la mujer, abarcando labios mayores, menores y perineo.

¿Sabías que ha superado incluso a las operaciones estéticas de aumento de pecho?. La innovación técnica que el láser ginecológico proporciona, unido al deseo de mejorar el aspecto y sensibilidad de los labios vaginales, explica este creciente interés.

Los partos vaginales, tratamientos hormonales, sobre esfuerzos repetidos, por ejemplo al orinar, la genética o simplemente la pérdida de elasticidad de la piel que acompaña al envejecimiento, dan lugar a colgajos, labios asimétricos o desdibujados.

La modalidad de reducción de los labios menores es la más practicada, aunque también puede emplearse para dotar de volumen a los labios mayores, inyectando la propia grasa de la paciente o ácido hialurónico, o para recuperar el color perdido por los partos, las infecciones o la incontinencia.

Gracias a la precisión del láser, se consigue que esta intervención sea ambulatoria, sin ingreso hospitalario, con una elevada tasa de satisfacción y una recuperación mucho más rápida. El sangrado, las infecciones y la inflamación quedan aminoradas.

Siempre y cuando sigas las recomendaciones del especialista y las revisiones de seguimiento, la cicatrización irá genial. Como pauta general, en 4-6 días podrías retomar tu actividad habitual.

Durante las 24 horas siguientes a esta cirugía no realices esfuerzos ni deporte. El reposo absoluto te ayudará a recuperarte antes.

En la Clínica Buenavista recomendamos no practicar sexo hasta transcurridas 4-5 semanas, sustituir la ropa ajustada por la de algodón y no bañarse en el mar hasta que la herida esté cerrada.